Marzo

MATERA

¿Te apetece pasear por un pueblo que parece que ha nacido de las piedras? Caminar por Matera es como volver a un pasado olvidado, cuando visitas esta sugestiva ciudad lucana, la sensación es la de estar entrando en un pesebre. No es una casualidad que se la llame la segunda Belén, y haya servido de escenario a películas como La Pasión de Cristo de Mel Gibson o El Evangelio según San Mateo de Pasolini.

Vamos a situar a Matera en el mapa y ver sus características de porqué es tan interesante visitarla. Se encuentra al sur de Italia, pertenece a la región de Basilicata y tiene algo más de 60.000 habitantes.
Está situada en ángulo oblicuo respecto a un cañón, que ha sido erosionado a lo largo de los años por una pequeña corriente, el Gravina. Cuenta con un casco antiguo muy particular, en el que las casas estaban excavadas en la roca caliza, de ahí el encanto de esta localidad.

En los años cincuenta cuando la población que vivía en las grutas excavadas en la montaña fue obligada a abandonarlas para trasladarse a barrios modernos, nadie pensaba que esas grutas, los “Sassi”, se habrían convertido en el símbolo de la ciudad que renace. 
En el 1993 la Unesco ha añadido los “Sassi” de Matera a la lista del Patrimonio Mundial de al Humanidad, como completo y milenario sistema de vida que se debe preservar para la posteridad. De hecho, se le ha reconocido como “modelo de vida en equilibrio con el ambiente, integrándose en el mismo y aprovechando sus recursos sin alterarlo“.

Un pueblo nacido entre las piedras
Los geólogos las llaman “calcarenitos”, la gente del pueblo la llama “tufo”: es la roca que rodea Matera y que los maestros artesanos de esta tierra han aprendido a trabajar desde tiempos antiquísimos. El material maleable y adaptable abunda en la montaña que domina la ciudad, de modo que a la gente de Matera le pareció oportuno y normal ir allí y excavar en la roca sus casas. El material que se extraía se trabajaba para usarlo en la fachada de las casas.

A la prima casa así hecha se añadieron otras y otras más hasta convertirse en una red de construcciones y galerías una sobre otra, una dentro de otra, transformándose en esa mágica “Sassi”, una gigantesca escultura, un milagro de la urbanística reconocido patrimonio de la humanidad. Desde aquel momento se han llevado a cabo intensivas actividades de restauración y de recuperación: hoy, una visita a los “Sassi” significa un auténtico viaje en el tiempo hasta el pasado de este pueblo.

Sin embargo Matera no es sólo “Sassi”. La ciudad encierra diferentes zonas relativas a distintas épocas: Duomo románico, otra parte medieval , renacentista y hay una ciudad nueva.

Como veis, Matera, pese a no ser muy conocida, tiene mucho que ver, dentro y en sus alrededores.

Entre otras muchas cosas, no podemos dejar de ver, además de pasear por sus calles y su pasado:

  • Parque de la Mugía
  • Iglesia de San Pietro Barisano
  • Gruta de los murciélagos
  • Convento di Sant’Agostino
  • Catedral de Matera
  • Iglesia de Santa Maria de Idris
  • Parco della Murgia Materana
  • La Casa Grotta
  • Cisterna Palombaro Lungo

Si quieres indagar más sobre este encanto de pueblo, ya sabes, ¡hazle una visita! Nosotros te ayudamos en lo que necesites 😉

Cerrar menú
A %d blogueros les gusta esto: